Lamborghini SC20: el exclusivo descapotable de Squadra Corse

Volver

25 Ene. 2021

Lamborghini Squadra Corse presenta el SC20, un coche de circuito descapotable con homologación para uso en carretera. El SC20 es el segundo modelo creado por el departamento de Motorsport y diseñado por el Centro Stile en Sant’Agata Bolognese. El automóvil responde a cada uno de los deseos del cliente que lo encargó, quien participó en el proyecto desde los primeros compases.

El objetivo común era construir un vehículo único, extremo en su diseño y rendimiento, y capaz de combinar la aerodinámica de las carreras de Lamborghini con líneas sin precedentes y detalles exclusivos. “Dos años después del SC18 Alston, el SC20 fue un desafío nuevo e intrigante. Las principales fuentes de inspiración fueron el Diablo VT Roadster, el Aventador J, el Veneno Roadster y el Concept S, y el resultado es una combinación espectacular de creatividad y actitud de carrera”, comenta Mitja Borkert, directora de diseño del Lamborghini Centro Stile.

El cuerpo de fibra de carbono fue pulido a mano por los ingenieros de Lamborghini para brindar un flujo de aire óptimo tanto para el desempeño como para los ocupantes, asegurando una conducción cómoda al aire libre incluso a altas velocidades. El pronunciado splitter delantero está enmarcado por dos aletas y las tomas de aire en el capó delantero están inspiradas en las del Huracán GT3 EVO, mientras que los laterales esculpidos de la carrocería reflejan las soluciones adoptadas en el Essenza SCV12. La parte trasera está coronada por un gran alerón de fibra de carbono que se puede colocar en tres posiciones diferentes: carga baja, media y alta.

El SC20 presenta detalles exclusivos a partir de los colores de la carrocería sobre una base Bianco Fu (blanca), creada para el cliente, en la que destaca la librea Blu Cepheus (azul). El mismo tono se encuentra en el interior, alternando con Nero Cosmus (negro) y Bianco Leda (blanco). El elemento más significativo del habitáculo es la fibra de carbono visible que se utiliza para la cubierta del salpicadero, la pared trasera, los paneles de las puertas, la consola central y el revestimiento del volante, además del monocasco.

La fibra de carbono también se utiliza para las carcasas de los asientos tapizados en Alcantara y cuero. Las manijas de las puertas, por otro lado, están mecanizadas en aluminio macizo. Por último, las salidas de aire se crean mediante tecnología de impresión 3D en la fábrica de Sant’Agata Bolognese.

Maurizio Reggiani, director técnico de Automobili Lamborghini, declara que “el SC20 es el resultado de ingeniería sofisticada, artesanía italiana, deportividad y diseño avanzado. También es un ejemplo de cómo aplicar nuestro motor V12 y fibra de carbono a un vehículo descapotable que lleva inconfundiblemente el ADN de Lamborghini”.

Su motor se basa en el V12 insignia de Lamborghini: el doce cilindros aspirado de 6.498 cm3 que entrega 770 CV a 8.500 rpm y desarrolla 720 Nm de par a 6.750 rpm. Se gestiona a través de la caja de cambios optimizada de siete velocidades. La potencia se descarga al suelo mediante el sistema de tracción en las cuatro ruedas con diferencial electrónico central, y los neumáticos Pirelli PZero Corsa están montados en llantas de aluminio de una tuerca, de 20 pulgadas en la parte delantera y 21 pulgadas en la parte trasera.

Giorgio Sanna, director de Lamborghini Motorsport, comenta: “El SC20 es un ejercicio técnico y de estilo más que asocia la experiencia de Squadra Corse con el diseño de Lamborghini, magistralmente interpretado por nuestro Centro Stile, basado en los deseos del cliente, que fue el enfoque del proyecto durante todo el proceso de desarrollo y construcción”.

Entrevista a Albert Costa, piloto oficial Lamborghini

Volver

01 Dic. 2019

Como cualquier joven apasionado de los coches, siempre soñó con correr algún día para la marca de Santa Ágata. Hoy, convertido el sueño en realidad, Albert Costa confiesa que la exigencia de estar a la altura de un mito es también es enorme.

¿Te genera una especial responsabilidad pilotar para una de las marcas con más leyenda de la historia del automovilismo?

Responsabilidad especial, no. Orgullo especial, sí. Soy consciente de que, como dices, pilotar para Lamborghini es hacerlo para, probablemente, una de las tres marcas más legendarias del mundo del automóvil. Pero también soy de los que piensa que, cuando trabajas a tope para hacer las cosas bien, no debes sentir mayor responsabilidad ni presión si no es para motivarte. En este sentido la mayor motivación que tengo al correr para “Lambo” es ser consciente de que se trata de un coche ganador al que debo exprimir todo su enorme
potencial.

Supongo que, como piloto de carreras, valoras en tu Lamborghini cosas diferentes a lo que valoramos el resto de simples aficionados…

Evidentemente es así… pero eso no significa que no entienda que a los aficionados lo que les llame más la atención sea su estética o su sonido. ¡Incluso a mi me llaman la atención! Lo que pasa es que, como piloto, tengo que valorar más su potencial como coche de carreras en un circuito y tengo que decir que como base es un coche excepcional. Es muy fácil de trabajar para los mecánicos y por poco que le hagas enseguida le sacas todo el partido. Valoro muchísimo ese aspecto, que el equipo es capaz de sacarle todo el potencial. Me refiero,  lógicamente, a la parte mecánica.

Hablemos entonces de la otra parte, la del pilotaje. ¿Es un coche difícil de pilotar?

Es un coche que me ha obligado a adaptarme en algunos aspectos de mi pilotaje porque yo venía de otro coche con motor delantero y el Lamborghini lleva motor trasero. Eso implica una inercias y cambios de peso diferentes en virajes que, en un coche tan ligero, provocan una
cierta tendencia a irse de atrás. Al mismo tiempo es también muy compacto y muy ratonero, muy juguetón y eso me encanta. El Lamborghini te obliga a lo que los pilotos llamamos “V-Shape”; llegar muy tarde y muy rápido al vértice de la curva, frenar muy tarde y dar otra vez rápido
gas. Antes, mi estilo de pilotaje era más de dejar al coche correr por la curva.

Por cierto ¿conduces un Lamborghini por la calle?

¡Ya me gustaría! Estoy intentando que me dejen uno un par de fines de semana para disfrutarlo… a ver si hay suerte y se puede
hacer algo con los amigos de Quadis… Fuera de la pista conduzco dos coches también magníficos pero bastante más discretos que un “Lambo”: un Audi RS4 y un Jaguar.